Papas bravas

Hola, hoy una receta muy sencilla, muy humilde y típica nuestra, y que nos gusta tanto a todos.
Y es que Círculo Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la gastronomía española: Patatas Bravas.

20130716-154940.jpg

He de decir que estoy muy feliz de preparar esta receta. En casa se pusieron muy muy contentos. Dispuestos a hacer las catas necesarias;)

He hecho esta receta tal y como la preparamos en casa, y los ingredientes que necesitamos son:

– 3 patatas hermosas
– aceite de oliva virgen extra
-sal

Y el modo de hacerlas:

Poner el aceite en una sartén, en cantidad, para que las patatas queden cubiertas. Encendemos el fuego a temperatura media. Cuando el aceite esté caliente echamos las patatas. Las mantenemos los primeros 5 minutos sin tocarlas. Después las vamos revolviendo y cuando estén casi hechas, subimos la potencia del fuego para que se doren bien. Las sacamos sobre un papel absorbente, para quitarles el exceso de aceite. Les ponemos sal.

20130716-155156.jpg
Para acompañarlas necesitamos una buena salsa, y la preparamos con:

-500 grs de tomate entero pelado
-1cebolla tierna
-1 cucharadita de café de sal
-3 cucharadas de postre de azúcar
– ajo en polvo
– unas gotas de Tabasco
– aceite de oliva virgen extra

Ponemos en una sartén al fuego unos 40 grs de aceite con el ajo en polvo, cuando empiece a dorarse, añadimos la cebolla bien picada. La rehogamos y añadimos el tomate pelado que habremos triturado. También añadimos la sal y el azúcar. Lo mantenemos a fuego medio y lo vamos revolviendo.A los 20 minutos más o menos, estará hecho. Lo dejamos templar, y le añadimos el Tabasco a nuestro gusto. Un consejo, echad unas gotas, lo revolvéis bien, y probáis. Mejor añadir varias veces, que no poderlo comer por picante.
A esta salsa de tomate, le añado mayonesa. A razón de 3 a 1. 3 cucharadas de salsa de tomate y una de mayonesa.
La mayonesa que he usado es comprada, me da miedo prepararla en casa con estos calores.
Mezclamos bien la mayonesa y la salsa de tomate y lo ponemos por encima de las patatas.
Con una caña y en la terraza viendo el mar, nos supieron a gloria.

20130716-155308.jpg

20130716-160043.jpg

Rosquillas Marisol (Desayuno de domingo)

Estas rosquillas están de muerte. Hoy empiezo muy directa, pero según escribo tengo el saborcillo todavía muy reciente.
Si no os gustan las rosquillas fritas, es porque no habéis probado éstas y para los que os gustan, pues sólo decir que os van a encantar;)
Esta receta es de ésas de toda la vida. Veréis, la hermana de mi abuela, la tía María y su hija, Marisol, las preparaban en las grandes ocasiones. Mi padre, que pasaba algunos veranos de vacaciones con ellos, las disfrutaba y las recuerda como un manjar. Hace algunos años, nos dieron la receta y empecé a hacerlas. El nombre que les pusimos, fue de rosquillas Marisol, y así las llamamos en casa.

20130713-102651.jpg
Hacerlas es un poco laborioso, pero os pongo la mitad de la receta original, y salen unas 60, del tamaño de las mías. Cantidad más que suficiente para que os deis un buen homenaje rosquillero.
No os vaya a pasar como a nosotros, ejem, que en una ocasión nos pusimos a hacerlas. No habíamos hecho más que empezar, cuando a mi retoña mayor que tenía dos meses entonces, le entró un hambre salvaje. Tuve que dejar las rosquillas y proceder con ella. Mi maridito continuó con la receta. Estábamos en el punto, añadir la harina que admita la masa…
Media hora después, un grito ahogado de socorro llamó mi atención. La niña no podía ser, no hablaba aún, fui rauda a ver que pasaba. Lo encontré sudando como un pollo, las manos con medio kilo de masa pegada a cada dedo, diciendo que no, que no podía ser…llevaba un kilo de harina utilizada y aquello no se despegaba.

20130713-104323.jpg
Si os pasa, no os agobiéis, que añadiendo más harina, poco a poco se va separando de las manos y queda completamente manejable.

Para preparar las rosquillas necesitamos:
-3 huevos
-150 grs de azúcar
-120 grs de aceite de oliva virgen extra(AOVE)
-1/2 taza de anís (150 grs)
-2 sobres de gaseosillas
-harina, en cantidad que admita la masa (600 grs aprox)
Y el modo de prepararlas, batimos los huevos con el azúcar. Añadimos el anís, el aceite y las gaseosillas. Empezamos a añadir harina poco a poco y seguimos batiendo. Llegados al punto en que la masa es muy densa para seguir batiendo. Enharinamos la encimera y ponemos allí la masa. Así, vamos añadiendo y amasando hasta que quede una masa lisa, brillante y que no se pega en absoluto. La ponemos en un bol amplio tapada con papel film y la dejamos reposar, al menos 1 hora.
Por último, les damos forma y freímos.
Cogemos pellizcos de masa y hacemos una especie de churros con las manos. Los extremos los sellamos con una vuelta. Yo me los voy dejando en la encimera y cuando están todas las rosquillas formadas, empiezo a freír.
Utilizo AOVE, y a fuego medio. Cuando están doradas, les doy la vuelta. Las saco a un papel absorbente, y después las paso por azúcar.

20130713-110127.jpg
Animaos a hacerlas, la recompensa merece mucho la pena.
¿Os ha ocurrido el veros atrapados por una masa? ¿Qué habéis hecho?

Pasteles de Belém

20130711-004952.jpg
¡Hola! Esta entrada me trae unos recuerdos preciosos. Hace 6 años que fuimos de vacaciones a Portugal. Fue uno de esos viajes perfectos. Todo salió rodado.
Eran los primeros dias de junio, muy luminosos y cálidos. Estuvimos en la costa de Caparica, muy bonita, con unos arenales y playas interminables. Lisboa y Sintra nos cautivaron y su gastronomía también.
En la famosa pastelería situada junto a los Jerónimos probamos los pasteles de nata. La pastelería es enorme, son una especie de habitaciones, unidas unas a otras.Y estaba hasta la bandera. No cabía un alma.
No recuerdo la cantidad que comimos, pero sí que fueron bastantes. Aunque para copiosa degustación, la de la mujer de la mesa de al lado. De aspecto British, y en torno a los 60 años, se comió ella sola y sin despeinarse, docena y media de pastelillos ( y sin exagerar) acompañados de 3 tazas de té. Nos dejó perplejos. Y nos amenizó la merienda estupendamente, de hecho aún hoy tenemos bastante nítido su recuerdo :)
Sin duda un viaje para repetir.
Con esta receta participo en el concurso que organiza La cocina de Babel, se llama #cocinacallejera.Y consiste en aportar una receta de comida que puedas encontrar a pie de calle, una tapa, un pincho, bocata, un dulce…
Espero que os guste mi aportación. La receta es del libro de Lonely Planet ” la mejor comida callejera del mundo”, un poco adaptada.

Para preparar los pasteles de Belem, necesitamos:
-1plancha de hojaldre
-250 grs de leche
-125 grs de crema de leche
-2 cucharadas soperas de harina
-3 cucharadas soperas de azúcar
-5 yemas de huevo
– canela en rama
– vaina de vainilla
-pellizco de sal
– canela molida
-azúcar glas

20130711-010046.jpg
El modo de hacerlo:
Estirar bien con un rodillo la plancha de hojaldre. Cortar unos círculos de masa de unos 8-10 cms con un aro de emplatar, una taza…y colocarlos sobre el molde engrasado de la tartaleta.
Precalentamos el horno a 180 grados.
Mezclamos en un bol la leche, la crema, el azúcar y la sal. Batimos bien. Añadimos la harina poco a poco y sin dejar de batir. Una vez bien mezclado, le ponemos la cáscara de limón, la vainilla y la canela en rama.
Ponemos un cazo a fuego suave con la mezcla y removiendo continuamente, veremos que espesa. Entonces ya la tenemos. La dejamos que se temple, y rellenamos con ella nuestras bases de hojaldre que teníamos preparadas.
Lo metemos al horno 20 minutos.
Si queremos, las servimos con canela y azúcar glas.

20130712-000324.jpg
Ya sólo queda disfrutarlos.
¿Habéis estado en Lisboa? ¿Y en la Confitería de Belém?

Ensalada de ahumados en cornete de maíz

20130706-211138.jpg
¡Hola! ¿Qué tal van esos calores? Van buenos…tanto se ha hecho de rogar el verano, que me ha pillado desprevenida. Y eso que es era mi estación favorita. Se ve que el paso del tiempo (por no decir la edad) me hace suspirar por un clima menos extremo. Eso y los dos años que viví en Las Palmas. Como añoro ése clima espectacular durante todo el año. Recuerdo un 24 de diciembre a 25 grados. Casi en febrero, para Carnaval es cuando peor está, y con una chaqueta ya tienes bastante. Recordando aquella época me ha venido a la mente un plato de pasta que pedía en el Roma. Un restaurante italiano, desde cuya terraza hay una espectacular vista de la Playa de las Canteras. Espero que siga existiendo, de aquello han pasado casi 10 años.
Otro día os la pongo, queda en pendientes.
La de hoy es un clásico en casa, un tipo de ensaladilla fresca y diferente a la clásica rusa.

20130706-211158.jpg

Para preparar la receta, necesitamos:

-200 grs de salmón ahumado
-100 gramos de hojas variadas de ensalada ( lechuga, hoja de roble, rúcula…)
-2 huevos XL
-3 patatas medianas
-4 anchoas en aceite
-50 grs de aceite de oliva
– una lata pequeña de aceitunas rellenas sin hueso

El modo de hacerlo es cocer las patatas y los huevos. Cuando se templen, los troceamos. A mí me gusta la patata bastante menuda y los huevos en trozos más grandes. El resto de ingredientes los troceo con una tijera de cocina o 4 segundos en Thx a vel. 5. Añadimos el aceite y revolvemos bien todo. Yo no le pongo nada de sal, los ahumados, las anchoas y las aceitunas ya aportan bastante. El resultado es más suave así.
Lo ideal es comerlo bien fresco, en casa nos parece un manjar.
¿Os gusta?
Eso espero ;)

20130706-211208.jpg

Cake de plátano (Desayuno de domingo)

Hace algún tiempo que compré el libro de Peggy Porschen “Boutique de pastelería”, y esta receta me entró por el ojo nada más verla. La verdad es que no se muy bien el porqué. Si no tiene chocolate…bueno sí lleva, pero poco ;)
El bizcocho del libro lleva un glaseado de plátano por encima que he omitido, en casa no nos van mucho.
El libro está lleno de tentaciones, sobre todo cupcakes y galletas.
Aprovechando el verano voy a hacer unos desayunos especiales de domingo, y este va a ser el primero.

20130704-183223.jpg

Para hacer este cake de plátano necesitamos:

-100 gramos de mantequilla
-200 gramos de azúcar moreno
-1 cucharadita de canela molida
-2 huevos medianos
-300 grs de plátanos maduros(4)
-1 cucharadita de levadura química
-180 gramos de harina
-75 gramos de chocolate negro en pepitas
-80 gramos de nueces picadas gruesas

20130704-184334.jpg
El resultado es un bizcocho muy jugoso y rico. Es distinto, con intenso sabor a plátano y un toque a canela. Las nueces lo completan fenomenal.

20130704-184914.jpg

La forma de elaborarlo:
Encendemos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo.
Batimos muy bien los huevos con el azúcar. A continuación añadimos la mantequilla ablandada y la canela. Mezclamos bien.
Chafamos bien los plátanos y les añadimos el chocolate y las nueces y lo vertemos todo junto a la masa.
Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos poco a poco al resto de ingredientes revolviendo bien hasta que estén completamente integrados.
Engrasamos un molde de cake con un poco de mantequilla y echamos nuestra masa.
Lo metemos al horno a 170 grados durante 40 minutos. Cada horno es distinto, vigilar a partir de los 35 minutos para que no se queme. Antes de sacarlo del horno, pinchamos con una brocheta y si sale limpia, ya está hecho.
¡A disfrutar!

Crema fresca de espárragos verdes

20130704-165911.jpg
Esta receta es una adaptación de una que vi en un programa de Karlos Arguiñano. Ahora hace tiempo que no lo sigo, pero durante años lo veía a la hora de comer y me gustaba mucho.
En casa hago varias recetas suyas, y esta es una de ellas. A mi me gusta un montón, pero como en casa no son demasiado aficionados a los purés, no la hago con la frecuencia que me gustaría.
Se puede comer caliente o fresca, a mi es como más me gusta. Con unas escamas de sal y pimienta por encima, me parece muy rica.

20130704-170017.jpg

Vamos a la receta. Mi adaptación lleva:

-400 gramos de espárragos verdes
-1 cebolla mediana
-3 patatas medianas (240 grs)
-200 gramos de leche evaporada (Ideal)
-400 gramos de agua
-50 gramos de cerveza
-25 gramos de aceite de oliva
-sal
-pimienta molida
-ajo en polvo(1/2 cucharilla de café )

20130704-170127.jpg
La forma de hacerla es:

Picar la cebolla y pocharla en una cazuela con el aceite y el ajo. Mientras, se trocean los espárragos y se añade al sofrito. Después añadimos la leche, la cerveza y el agua. Cuando hierva, añadimos las patatas cortadas en cuartos y la sal, y lo tenemos hirviendo 20 minutos. Por último, lo trituramos bien fino y servimos fresco. Ponemos por encima sal en escamas, pimienta recién molida y perejil.

20130704-170241.jpg
¡A disfrutar!

Tabulé

20130701-171752.jpg

Bueno, por fin, parece que el calorcito ha llegado. Algunos ya teníamos ganas.
Este plato es perfecto para una comida o una cena veraniega. Es recomendable prepararlo con antelación para que se impregnen bien los sabores en el bulgur. Y lo comemos bien fresco. Resulta muy ligero y refrescante, tanto por el zumo de limón como por la hierbabuena.
El origen de esta receta está en el Líbano y su ingrediente principal es el bulgur, que se hace a partir del trigo, pero con un tratamiento especial. Se cuece a medias el grano del trigo y se deja secar, posteriormente se parte. El grano más grueso se utiliza para el pilaf y se cocina como el arroz, y el grano más fino para el tabulé o tabbuleh.

20130701-172529.jpg

Para preparar mi tabulé, necesitamos:

-200 gramos de bulgur
-10 tomatitos cherry cortados en cuartos
-250 ml de caldo de verduras
-un puñado de aceitunas negras sin hueso
-el zumo de un limón
– media cebolla picada
-hierbabuena
-perejil
-sal
-aceite de oliva virgen
-pimienta negra molida

20130701-173149.jpg

La forma de hacerlo es bien fácil, ponemos a hervir el caldo y añadimos el bulgur (he seguido las indicaciones del envase), que recomendaba mantener el hervor 10 minutos. A continuación, añadimos un chorrito de aceite de oliva y revolvemos. Cuando esté templado, echamos el resto de ingredientes y lo mezclamos todo bien. Dejamos que se enfríe y lo metemos al frigorífico un par de horas por lo menos. Si lo hacemos de un día para otro, estará más rico.

20130701-174122.jpg

Brownie de chocolate y oreos

Hace más de tres meses que estrené el blog y ayer me di cuenta que no tengo ni una sola receta de chocolate. No me lo puedo creer. Una choco adicta como yo, y sin receta chocolateada…
Durante este tiempo he horneado varias tartas de chocolate, el problema era que no daba tiempo ni a sacarle las fotos. Por eso no las he publicado. O bien, que por falta de luz, no salían fotogénicas.

20130628-164253.jpg

Había que poner remedio a esta situación, el blog necesita su dosis de cacao ;)
La receta que os traigo es de Lorraine Pascale, una chef que me tiene encantada, la he visto en algún programa de Canal Cocina y Baking Made Easy que aparecen enYoutube. Hace todo muy sencillo, y los resultados son muy ricos. El programa es muy entretenido, y hace platos de todo tipo.

Vamos con la receta. Necesitamos :

-165 gramos de mantequilla
-200 gramos de chocolate negro
-3 huevos
-2 yemas
-vainilla natural o esencia
-165 gramos de azúcar moreno
-2 cucharadas soperas de harina
-1 cucharada sopera de cacao en polvo amargo
– una pizca de sal
– 150 gramos de galletas oreo
-azúcar glas para espolvorear

Mi adaptación: puse 4 huevos enteros y media cucharita de café de levadura química

20130628-164957.jpg

Encendemos el horno calor arriba y abajo a 180 grados.
Batimos los huevos muy bien con el azúcar y las semillas de la vainilla y la sal.
Aparte fundimos el chocolate con la mantequilla, le añadimos la harina y el cacao y en mi caso la levadura también. Se lo añadimos a la mezcla de los huevos sin batir mucho, lo justo para que se integre bien todo.
Preparamos el recipiente de hornear (20 cms por 15 es el mío) y lo untamos con mantequilla.
Vertemos la mezcla y ponemos por encima las galletas oreo cortadas.
Al horno a 180 grados. Yo lo tuve 24 minutos.
El resultado es un pastel súper jugoso y con sabor a chocolate intenso. A mí, me encanta.

20130628-170001.jpg
En esta dirección tenéis las recetas de la BBC de Lorraine Pascale de sus programas Baking Made Easy.

20130628-170209.jpg
¡A disfrutar!

Savarin

Hola, hoy vuelvo con una receta de Whole kitchen, esta vez para el Círculo Dulce.

20130621-144639.jpg
El origen de esta receta se remonta al siglo XVII. Estanislao I, rey de Polonia por aquel entonces, era un gran amante de los dulces, pero tenía algunos problemas en su dentadura, y el comerlos le ocasionaba grandes dolores. Su pastelero le ideó una masa que no le produjera daño y así poder disfrutar de algún dulce.
La receta sufrió algunos cambios a lo largo del tiempo y en el siglo XIX ya se le dió el nombre de Savarin. La receta era bastante parecida a como la conocemos ahora.

20130615-000157.jpg

Para preparar esta receta he seguido las indicaciones del Savarin de Le Cordon Bleu.

Necesitamos:

-250 gramos de harina
-20 gramos de levadura fresca de panadero
-50 gramos de mantequilla derretida
-3 huevos
-30 gramos de azúcar

Para el almíbar

-200 grmos de azúcar
– 5 cucharadas de ron
– ralladura de piel de una naranja y de un limón

Tamizamos la harina y añadimos la levadura desmenuzada.Después añadimos el azúcar y la sal.
A continuación los huevos y mezclamos bien todo. Por último la mantequilla derretida. Cuando tengamos la masa hecha la ponemos en un molde para Savarin bien untado con mantequilla y lo dejamos reposar tapado con un paño. Pasado un rato, veremos que ha doblado su volumen. Es el momento de meterlo al horno precalentado a 180 grados durante 25 minutos.
El almíbar se prepara poniendo a hervir todos sus ingredientes juntos, y manteniendo el hervor 10 minutos.
Al sacar del horno el savarin, lo bañamos con el almíbar y no lo desmoldamos hasta que se haya enfriado.

20130615-000145.jpg

El mío lleva además una cobertura de queso crema con arándanos y frambuesas frescas.
El queso crema lo hice con 200 gramos de queso crema, 50 gramos de azucar glas y un chorrito de leche.
Lo debería haber metido un rato al frigo porque la consistencia era un poco líquida. La que sobró la metí a la nevera y en una hora estaba mucho mejor.
¡A disfrutar!