Gofres ¿belgas?

Paseando por la calle te llega de repente ese olorcillo dulzón. No puedes dejar de salivar, casi no puedes ni hablar. Tu cerebro sólo piensa en una cosa, GOFRES. Tú, sigues como si nada. Pero es imposible resistirse ante semejante aroma. Y digo yo, ¿cómo es posible que una masa tan pequeña desprenda tal intensidad de olor? Yo tengo una teoría y es que los señores gofreros, perfuman primero la calle y luego comienzan a prepararlos. Así ya nos tienen completamente atontaícos y se forman las filas que se formas…

Después de mucho salivar, y de degustar unos cuantos, decidí intentar hacerlos en casa. Me llevó bastante tiempo encontrar una receta que me convenciera lo suficiente. Unos tenían la masa muy líquida. Otros muy pesada.
Y así probando unas y otras, llegué a esta receta. No sé si será la definitiva, pero llevo unas cuantas hechas y la verdad es que nos gustan.La mejor demostración es que duran unos 10 minutos en mi casa. Y eso, controlando para que no se achicharren la lengua…

20130430-092452.jpg

Nosotros los comemos untados ligeramente con Nutella.
Para prepararlos templo la leche y la mantequilla. Añado el huevo y lo bato bien. A continuación añado la levadura fresca, desmigada. El azúcar y la harina y lo mezclo bien todo con ayuda de unas varillas. Yo le suelo poner un poco de aroma de vainilla, pero esto es opcional.
Una vez hecha la masa, la dejo reposar 1 hora bien tapada. Veremos que pasado ese tiempo ha crecido un poco.
Enciendo la gofrera y me preparo la medida, me va muy bien hacerlo con una cuchara de las de servir helados. Así todos salen del mismo tamaño, y la masa la aprovechamos mejor. Es muy pegajosa y con ése útil me apaño fenomenal.
Cuando esté bien caliente, ponemos la masa y esperamos a que se hagan. Los míos a los 3-4 minutos están. Ya se despegan bien y puedo levantar la tapa para ver cómo están. A mí me gustan bien hechos, así que los saco un poco tostados.
Con mi medida, salen 5 gofres como el de las fotos.Quizás no parece muy grande, pero es contundente y untado de Nutella, más.

20130430-093923.jpg
¡A disfrutar!

Anuncios

Rollo de pavo al horno

La receta de hoy es muy sencilla y muy agradecida. De un plato humilde como es el pavo, obtenemos un plato principal muy vistoso, y de buena presentación.
En apenas 10 minutos de preparación lo tenemos listo para hornear, y lo tendremos hecho en media hora más.
La salsa que lo acompaña es una salsa al Pedro Ximenez, que a mí personalmente me encanta.

20130428-230632.jpg

Necesitaremos:

Lámina de hojaldre rectangular
500 gramos de solomillo de pavo
10 lonchas finas de panceta
6 lonchas de queso curado
Pimienta molida

Estiramos bien la lámina de hojaldre, ponemos las lonchas de panceta de forma que ocupe el tercio central. Ponemos pimienta al gusto sobre la carne, y el queso encima. Y pasamos la carne sobre el hojaldre y la panceta. La ponemos en posición perpendicular a las lonchas de panceta de forma que las estiremos por encima del pavo y quede completamente cubierto. A continuación estiramos el hojaldre para que cubra todo y lo sellamos bien para que los jugos que suelte durante la cocción no se salgan. Lo colocamos sobre una bandeja apta para horno con la zona de unión del hojaldre hacia abajo.
Lo metemos al horno, previamente calentado, a 170 grados durante 30 minutos. Calor arriba y abajo.
No se me ha olvidado la sal, yo no le pongo a la carne. La panceta y el queso curado le aportan suficiente y para mi gusto queda perfecto así.

20130428-232216.jpg

Para la salsa al Pedro Ximenez, necesitamos:

350 grs de Pedro Ximenez
El zumo de media naranja
1 cucharadita de Maizena
100 gramos de nata líquida
Sal
Pimienta

Poner a calentar el vino en un cazo y dejar reducir a la mitad. Salpimentar. Añadir la nata.
Exprimir media naranja y disolver la Maizena en el zumo. Añadir al vino y cocinar durante 8 minutos más sin parar de remover. Veremos que coge más cuerpo, ya estará lista.

20130428-233104.jpg

¡A disfrutar!

De visita por…Au pays des cactus

Para esos días grises, de manta y café.
Este blog es de los que hay que visitar, la pena mía, que está escrito en francés y una no entiende…
La señora cactus nos muestra sus creaciones de ganchillo, vestidos para sus hijas, colgantes, rincones de su casa, pasadores para el pelo y una larga variedad de productos hechos por ella.
La estética del blog es retro, muy cuidada, todos los rincones que nos muestra son del mismo estilo.

20130425-152832.jpg

Esta báscula completamente tuneada, ¿no es genial?

20130425-153041.jpg

Este mural me encanta

20130425-153237.jpg

La fábrica de los tesoros

20130425-153602.jpg

Otro rincón precioso

20130425-153755.jpg

Este tipi es una monada…¿sabéis quién lo disfruta?

20130425-153953.jpg

20130425-154038.jpg
¡Vaya suerte tienen algunos!

20130425-154402.jpg

Todas las fotografías pertenecen a su precioso blog.
Seguro que a alguno le ha picado el gusanillo y quiere más. Pues arriba tenéis el enlace y ¡buen viaje!

Unas rodilleras para mis vaqueros

En mi casa hay momentos en los que los vaqueros nos declaran la guerra. No importa si tienen un año, un mes o un día. Ceden uno tras otro, y ¡por el mismo sitio!
Nos hemos juntado con 3 vaqueros agujereados, y algo había que hacer.
Las posibilidades son infinitas, todas las que queramos.
Tenía yo mis dudas de si el resultado sería del gusto de los miniseres que las tienen que lucir y ya contaba con que salieran espantadas y me quedara yo con los pantalones y los parches…
Pero como siempre, te acaban sorprendiendo, y no es que no se los quieran poner. ¡Es que no se los quieren quitar!
Voy a tener que establecer turnos, ;).
Eso y las ideas que me dan, yo quiero de delfín con su pelota, yo de conejo, y otra de agujero negro. Admito sugerencias, no digo más.
Ahí van las fotos

20130424-152628.jpg

20130424-152645.jpg

20130424-152656.jpg

20130424-152704.jpg

20130424-152714.jpg

Más camisetas

Hola, hoy otra entrega de camisetas. Ya dije que producían adicción.
Esta vez son de tamaño adulto, pero la idea es la misma.
En función de la tela que nos va a servir de adorno, compraremos la camiseta.
Recortamos el dibujo en redondo o de la forma que nos guste, y lo pegaremos con fliselina de doble cara. Una vez bien pegado con la plancha, le cosemos alrededor la cinta o pasamanería que nos guste. Esto nos tapa el borde del motivo que hemos pegado, con lo que la terminación mejora.
Y después le podemos poner un lazo o el adorno que queramos y también nos ayuda a disimular la unión de la pasamanería. Este lazo a mi me gusta ponerlo en un imperdible de tal forma que cuando lavo la camiseta, quito el lazo y siempre queda impecable, si lo lavamos, queda arrugado y pierde presencia.
La camiseta de color marrón lleva además una mariposa hecha de plumas en otro imperdible.
Y la camiseta azul lleva el dibujo pegado sobre otra tela antes que en la camiseta. Esto es porque el dibujo de la moto me resultaba un poco pequeño, y así podía agrandarlo. Lleva dos tipos de pasamanería distintos. Uno dentro del primer dibujo y otro fuera. Y encima un lazo rojo tapando las dos costuras

20130421-161926.jpg

20130421-161949.jpg

20130421-162042.jpg
Bueno, ¡ a por la siguiente entrega!

20130421-162707.jpg

Pizza casera

Esta pizza casera está que quita el sentío
Ya se que da pereza, incluso repelus la masa, pero la recompensa será muy grande.
Como todas las masas que requieren fermentación necesita un poco de planificación, pues hay que esperar a que leve la masa. Por eso tenemos que preparar la masa un par de horas antes del momento en que la vayamos a comer.
El relleno que yo he puesto es jamón y mozzarela con huevo, pero esto depende del gusto de cada uno…imaginación al poder.

20130418-194214.jpg

Vamos con la receta,

Para la masa necesitamos:

500 grs de harina de fuerza
250 grs de agua
50 grs de aceite de oliva
15 grs de levadura fresca de panadero
30 grs de sémola de trigo
Sal y una pizca de azúcar.

He de confesar que amasa la Thermomix, pero no es indispensable. Se puede amasar a mano.
Primero pongo los ingredientes líquidos, y los templo a 37 grados. Eso me permite utilizar poca levadura sin tener que esperar demasiado a que leve la masa. Esto ya es personal, (a mí no me gusta el sabor que da el exceso de levadura). Para esta cantidad de harina se podría poner el cubito entero, y el tiempo de espera sería menor.
A continuación pongo la levadura desmenuzada, después la sal y el pellizco de azúcar.
Después la harina y la sémola. Amasar bien, si hace falta añadir un poco más de harina. Dependerá de la absorción que tenga, cada harina absorbe distinta cantidad de agua. Si no lo precisa, no añadimos más.
La masa tiene que quedar manejable, no pegajosa y lisa. Una vez preparada, la metemos en un recipiente amplio y lo tapamos con papel film.
Esperaremos hasta que doble su volumen, una hora aproximadamente. Si el lugar donde esté reposando es cálido, levará antes. Si hace frío, tardará más.

Una vez levada, la dividimos en dos partes. Nos salen dos pizzas hermosas. Y con la ayuda de un rodillo la estiramos para que quede bien fina.
La ponemos en la bandeja donde la vayamos a hornear y la volvemos a tapar con film durante unos 20 minutos más.
Encendemos el horno a tope, 250 grados y preparamos el relleno que queramos.

Para la Bismark necesitamos mozzarela fresca, jamón, huevo, salsa de tomate, y orégano.

Pasados los 20 minutos quitamos el film y ponemos un poco de salsa de tomate bien extendida por encima de la masa estirada, después el jamón, la mozzarela fresca troceada y el orégano.
Al horno a 210 grados durante 12-15 minutos, sacamos la pizza y le ponemos el huevo con cuidado intentando que se quede en el centro de la pizza y la volvemos a meter en el horno otros 5 minutos al horno. La clara se cuaja y la yema se queda líquida.
¡ A disfrutar!

Camisetas

Después de las vacaciones, aquí traigo un par de camisetas…tuneadas
El dibujo es una tela estampada, lleva unos brillantitos de strass de colores pegados y alrededor del dibujo una puntilla tipo rústica. Además de un lazo sujeto con imperdible, de los que llevan seguro, para que no nos pinchen.
Las posibilidades son infinitas, con un poquito de imaginación…

20130409-101425.jpg

20130409-101451.jpg
He de decir que crean una cierta adicción. Ya está una pensando en la próxima.