Salmorejo

Ahora que va llegando el calor, van apeteciendo platos frescos.
Este es una exquisita alternativa a la ensalada. En casa, es un imprescindible. Lo hago casi todas las semanas, nos encanta.

20130527-223020.jpg
Lo descubrimos hace unos años, en una visita a Córdoba. Nos lo pusieron como tapa tras una asfixiante visita a la Mezquita. Al principio lo miramos con cierto recelo. Lo que nos hizo decidirnos a probarlo fue la temperatura, ¡estaba fresco!.Y riquísimo.
No sería hasta unos años después, que encontré por casualidad una receta de salmorejo, cuando se convertiría en habitual en casa. Poco a poco fui modificando la receta a nuestro gusto, y así es como ha quedado.
Nosotros no ponemos ajo, nos gusta el sabor que le aporta pero nos sienta bastante mal. Así que lo solucionamos poniendo ajo en polvo seco. No da tanto sabor, pero sí un toque…

20130527-223101.jpg
La guarnición de huevo y jamón Serrano lo completan.

Para preparar la receta, necesitamos:

1 kg de tomate maduro
200 ml de aceite de oliva virgen
150 grs de pan duro
30 ml de vinagre de Jerez
Sal al gusto
Ajo en polvo

Hay que triturar todo muy bien. Es muy importante, cuanto más fino lo dejemos, estará más rico.
Yo utilizo Thermomix a velocidad 10 durante 3 minutos, lo pongo todo junto y sale perfecto. Cuando lo hacía con la batidora, ponía los tomates pelados. Los escaldaba en agua hirviendo y los pelaba para que quedara muy fino. Trituraba de poco en poco y al final agregaba el aceite, el vinagre, la sal y el ajo a toda la preparación que iba echando a una cazuela. De ese modo me quedaba fino, mi batidora no era muy potente. Si dejaba la piel, te la encontrabas al comerlo.
Queda bastante espeso, y se come bien fresquito.
Ponemos por encima unos trozos de jamón y huevo, y…
¡A disfrutar!

20130527-223041.jpg

Muselina de fresa de tía Alía

¡Hola!
Hoy os traigo un postre que procede del recetario familiar de Carmen. En concreto de su tía abuela Alía. Hace 4 años su tía le regaló el recetario. Y ella decidió compartir sus recetas y además crear un reto con ellas. Aquí podéis ver su historia, muy bonita.
Es mi primera participación y espero que os guste. Me he decidido a hacer la propuesta dulce, y el salado estará rico, pero este está delicioso.
He sido muy fiel a la receta original, mi única diferencia ha sido al hacer el almíbar. Yo le he añadido zumo de limón y un chorrito de aroma de azahar

20130515-153401.jpg

20130515-153452.jpg

20130515-233227.jpg
Estas eran sus indicaciones, y ahora os pongo mis pequeños cambios.
Lo primero que he hecho ha sido triturar muy bien las fresas.
A continuación he montado el medio litro de nata y lo he reservado en la nevera.
Ahora, el almíbar. He puesto 200 gramos de azúcar y 200 ml de agua, 30 ml de zumo de limón y un chorrito de agua de azahar. He esperado que hirviera, y lo he mantenido hasta que ha reducido y espesado.Queda un almíbar ligero.
Después y una vez frío se añade a la nata montada y a las fresas y se mezcla con movimientos envolventes, despacio para que se mantenga la consistencia.
Cuando lo tenía a punto lo he puesto en los tarritos y al congelador.
Los hemos comido semicongelados, y nos han encantado. He hecho otros en forma de polo, también muy ricos.

20130515-233557.jpg
Se aprecia la cremosidad…

20130515-233703.jpg

20130515-234427.jpg
La verdad que repetiré la receta, muy rica y rápida de hacer. Y el tenerla en
el congelador da juego, un riquísimo postre para imprevistos. Y para no imprevistos
¡A disfrutar!

Nueces caramelizadas al romero

20130523-201049.jpg
La receta que traigo hoy crea adicción. Sólo así puede entenderse que sea reincidente después del desastre de la primera vez.
Veréis, aquí la que suscribe se puso en harina hace un par de días. Por aquello de manchar los menos cacharros posibles, hice toda la receta en una sartén de hierro fundido. Apta para el horno también.Encendí el horno a 180 grados. Fundí la mantequilla, eché la sal, la pimienta y apagué el fuego.
A continuación las nueces, el romero fresco y la miel. Le dí unas vueltas y al horno.
Lo tuve 20 minutos a 180 grados. De vez en cuando las iba revolviendo, con mucho mimo, para que no se rompieran las nueces y estuvieran bien bonitas y doradas por igual.
Pasados esos 20 minutos las saqué. Cogí el mango de la sartén con un paño doblado y cuando estaba a punto de hacer cumbre en la encimera, me falló la fuerza del brazo y se me cayó la sartén contra la puerta del horno. Las nueces, unas volaron, otras volvieron al interior del horno, otras impactaron contra el suelo y otras al lavavajillas. ¿Al lavavajillas? Pues sí, una estaba haciendo varias cosas a la vez. Y también entre vuelta y vuelta con las nueces, vaciaba el lavaplatos. Con el pánico de la escena, sólo tuve lucidez suficiente para no ayudarme con la otra mano, pues la quemadura hubiera sido morrocotuda. Pero a la vez, cerré la puerta del horno de forma instintiva. Las nueces que permanecían en la puerta del horno, se empezaron a escurrir por el cristal abajo. Sólo les faltaba sacarme la lengua en su descenso.El pringue era cada vez mayor.
Lo único que puedo alegar en mi defensa es que tengo un hueso fracturado, aunque no afecte a mis extremidades superiores. Tremendo desastre.
Por suerte, os diré por si os ocurre un accidente semejante, que cuando se van enfriando, salen en bloque. Es decir, tiras de la nuez y sale unido el caramelo. Debe ser gracias a la grasa de la mantequilla. Eso, o a que los astros se apiadaron de una pobre tullida, con la cocina hecha un asco y al borde del infarto.
Eso sí, la grasilla ya te la tienes que quitar tú.
Con estos precedentes, a ver quién se atreve a probar. Pues os digo que yo las he vuelto a hacer porque están muy muy buenas. Las pocas que quedaron en la sartén pegadas, fueron las que pude aprovechar. Y nos gustaron un montón.
La receta es de la revista Sweet Paul, de su edición Winter 2011. Y además, resulta que es la receta ganadora de My Happy Dish.(Que sería como la receta del lector).Él las llama Divine nuts, y ya anuncia que son adictivas. Por algo será.

20130523-201452.jpg
Mi adaptación de la receta es:

-40 gramos de mantequilla
-300 gramos de nueces
-6 cucharadas generosas de miel
-1 cucharadita de sal Maldon
– una pizca de pimienta molida
-una rama de romero fresco

El modo de hacerlo, ya os lo he contado. Hasta el momento de salir del horno es lo recomendable. A partir de ese punto, ya es cosa vuestra lo divertido que lo queráis hacer.
Lo único que os recomiendo es ponerlas a enfriar sobre papel de horno bien separadas unas de otras. Así al enfriarse, quedan sueltas.
Son un aperitivo muy rico, y con unas tostadas y un camembert untado, y las nueces por encima. Un lujo.

Baguettes

Este post es para mí bastante especial.Y además, mi primera participación en Baking the world.
Soy aficionada a hacer distintos tipos de panes, me atrevo a probar. Pero LA BAGUETTE, ay eso son palabras mayores…nunca lo había intentado y puestos a hacer un pan, hacía bollos, hogazas, y panecillos fundamentalmente.
Cuando descubrí que el reto de este mes consistía en elaborar baguettes precisamente, sentí miedo, mucho miedo. Pánico diría yo. Al cabo de unos días, pensé en intentarlo al menos, a ver qué pasaba. Y tres veces lo intenté. Y así, el tercer intento resultó el definitivo.

20130516-202621.jpg

La receta de mi baguette es de Dan Lepard.
Seguí las instrucciones de su libro Hornear pan, pastas, y pasteles, y la verdad es que fue todo rodado.
Las dos anteriores eran de diferentes autores. Con la primera me costaba bastante manejar la masa, se me pegaba. Y en el segundo intento, aunque la masa fue bien, por una mala organización no los pude dejar que levaran por segunda vez el tiempo necesario una vez formados. Y lógicamente salieron duros, compactos.

Pero como dice el refrán, a la tercera va la vencida.
Aquí os pongo la receta

Para la esponja necesitamos

1/2 sobre de levadura rápida
175 ml de agua templada
75 grs de harina blanca
100 grs de harina de fuerza

Para la masa

175 ml agua fresca
1/2 sobre de levadura rápida
250 grs de harina de fuerza
125 grs de harina normal
10 grs de sal Maldon molida

Lo primero que se hace es la esponja, yo puse el agua en el vaso de la amasadora. A continuación puse la levadura y mezclé bien. Y por último, la harina. Se amasa bien todo, y se deja reposar bien tapado. Mi esponja tardó una hora en doblar su volumen.

Después los ingredientes de la masa.

Ponemos en el cuenco la esponja, añadimos el agua y la levadura. Lo amasamos hasta que esté bien integrada el agua. Después las harinas, amasamos unos 5 minutos. Añadimos la sal y volvemos a amasar otros 5 minutos. La masa tendrá una textura homogénea y elástica. Pero notaremos que tiene mucha tensión para poderla trabajar. La ponemos en un cuenco grande ligeramente aceitado otros 30 minutos cubierto con un paño o film de cocina para que se relaje.
Pasado este tiempo, notaremos que está más elástica, y más blanda. Lo que nos permite hacer el siguiente paso, formar la baguette.

20130519-014506.jpg

El formado de la baguette lo hice siguiendo las instrucciones que ponía. (Si alguien está interesado, hay muchos vídeos en Youtube que enseñan a formar las baguettes).

Primero hice una bola con la masa. La dividí en 4 partes iguales, y las formé.
Las coloqué en diagonal en diferentes bandejas de hornear, de una en una.
Las tapé con el paño y las dejé que levaran una hora.
Pasado el tiempo habían crecido bastante. Les hice los cortes en la superficie, (este paso me daba mucho miedo). Y a continuación rocié agua en el horno caliente a 240 grados, e introduje la baguette. Pasados 5 minutos, vaporicé agua de nuevo dentro del horno y sobre el pan. Y bajé la temperatura a 210 grados. Así la tuve durante 20 minutos. Cuando estaba dorada la saqué.

20130520-174924.jpg
La experiencia me gustó mucho y el resultado final muy rico.
Nos salieron 4 baguettes y os aseguro que nos las comimos todas. Al día siguiente las terminamos tostándolas y con mantequilla y mermelada. Nos supieron tan ricas como recién hechas.
He de decir que puede parecer muy laborioso, pero lo único que hay que hacer es esperar los tiempos de reposo de la masa. El resto de la elaboración apenas lleva tiempo. Y la recompensa merece la pena.
¡A disfrutar!

Cómo decorar una entrada de forma sencilla

¡Hola!
Hoy os quería enseñar cómo se puede decorar una entrada pequeña de una forma muy sencilla, y con un presupuesto ajustado.
Vaya por delante que a mí me gustan los espacios grandes y despejados, pero si lo primero no se puede, pues una se amolda y tan ricamente.
Eso he hecho, y la verdad que el resultado me gusta.
Las baldas al ser voladas, ocupan poco espacio visual y dan sensación de amplitud.
A la vez quería tener un sitio donde dejar llaves, gafas de sol…y por eso he puesto un par de cestas encajadas entre las baldas. No se ve lo que hay dentro y da aspecto ordenado.
Otro punto importante es el espejo, da mucha luz y amplifica el espacio.

20130516-200458.jpg

20130516-195631.jpg

El jarrón es artesano, lo hice partiendo de un bote grande de espárragos.
Lo pincelé con cola de carpintero, y después desde arriba hacia abajo fui rodeando con una madeja de lino sin teñir, procurando que no se solapasen las hebras. Al estar impregnado de pegamento se quedan bastante fijos. Eso sí, lleva un ratillo dar vueltas y vueltas.
Después ponemos las flores que nos gusten y listo.
Aquí tenéis otra idea de jarrón casero que hice después de este.

20130516-195015.jpg

Las baldas son de Leroy Merlin, las cestas, plato, las varas de ambientador y la vela de Zara Home, y el espejo en Qucadas.

Espero que os guste.

Blinis con salmón

¡Hola!
Esta receta de hoy es muy rápida de hacer, da muy poco trabajo, y si rápida es de hacer, no os digo nada de comer…
Está buenísima, mezcla el blini que es ligeramente dulce y el sabor salado del salmón ahumado. La salsa le da un toque genial, pero la verdad es que en otras ocasiones le he puesto salsa tártara o crema fresca, y muy bien también.

20130516-154537.jpg

Para hacer los blinis necesitamos (receta del libro Simplemente espectacular)

190 ml de leche
1huevo
35 gramos de mantequilla
125 gramos de harina floja
1/2 sobre de levadura química
40 gramos de azúcar

Para el resto de la receta:

Salmón ahumado
Salsa de mostaza y albahaca (Ikea)
Eneldo fresco

Ponemos los ingredientes de los blinis todos juntos en un recipiente y los batimos bien hasta que estén bien mezclados. Los dejamos reposar unos 30 minutos.
Después, preparamos una sartén. La pincelamos bien con aceite de oliva, y cuando esté bien caliente la echamos. A mí me gusta usar un aro de emplatar engrasado también, lo pongo dentro de la sartén, y dentro vierto un poco más de medio cazo de la masa. Cuando está hecho vemos que salen burbujas en la superficie que aún está cruda. Entonces quito el aro, (mucho cuidado porque quema), lo dejo un poquito más y con dos palas de madera le doy la vuelta con cuidado.
Cuando esté dorado, ya está hecho.
Con esta cantidad de masa, yo he hecho 10 blinis. Dependerá del tamaño del aro.
Si tienes una sartén de esas chiquiticas, pues no hace falta el aro. Tampoco si te gusta el aire rústico que le da el hacerlos desiguales.

20130516-160029.jpg

El resto ya no tiene ningún misterio, el salmón, a mayor calidad pues más rico. También queda muy bien a la vista si lo compras en lomos y lo cortas un poco grueso.
Y la salsa, mil opciones…la mía es de mostaza y albahaca.

20130516-160509.jpg

El eneldo fresco de encima le da un toque muy bueno.
Anímate y hazlas, verás que en un momento tienes un plato de domingo, o de jueves…
¡A disfrutar!

Cómo hacer una hamburguesa casera…

He de confesar que las hamburguesas nunca me han llamado la atención. Si había que comer, pues se comía. Muy de cuando en cuando, no le hacía ascos pero entusiasmo tampoco.
De un tiempo a esta parte, las hacemos en casa y la cosa cambia. Y mucho. Ahora se ha convertido en una cena especial. Unas pataticas, una cerveza bien fría y ¡a disfrutar!
A todo esto hay que añadir el saber lo que comemos, que no es asunto baladí… La carne picada envasada siempre me ha dado cierto repelus, el porcentaje ése de colágeno que pone que tiene no lo termino de visualizar ( bueno sí, pero mejor me lo reservo). Y no te digo nada desde que aparece carne de caballo donde dice que hay ternera, o donde debería haber pollo.

20130513-234509.jpg

La receta del panecillo es de Richard Bertinet, de su pan blanco.
Con las medidas que os pongo hice dos baguettes, una espiga mediana y los dos panecillos.
Este pan es pan normal, no es bollo. Solo que lo que varía obviamente es la forma que le demos.

Para los panecillos necesitamos:

500 gramos de harina de fuerza
350 gramos de agua
10 gramos de levadura fresca de panadero
10 gramos de sal

Yo amaso con Thermomix, pero se puede hacer igual a mano. Se pone en un bol amplio la harina, se desmenuza la levadura, se añade el agua templada y la sal y se amasa bien hasta que adquiere un color brillante y de aspecto liso. Se puede añadir un poquito más de harina si vemos que nos resulta muy pegajosa, pero con tiento. Si nos pasamos de harina la masa quedará dura.
En internet hay muchos tutoriales que enseñan a amasar.
Una vez hecha la masa, la tapamos con film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Entonces, enharinamos ligeramente la encimera y ponemos la masa. Amasamos un poco más y hacemos las porciones de la masa. Mis panecillos eran de unos 100 gramos cada uno.
Les damos la forma y los colocamos en la bandeja de hornear separados unos de otros. En el segundo levado vuelven a crecer y en el horno también. Los tapamos con un paño y los dejamos hasta que vuelvan a doblar su volumen. Los míos tardaron 1 hora en cada levado, pero depende del calor que tengamos en la cocina. Con un pincel mojado en agua, pinta la superficie del panecillo y ponle semillas a tu gusto. Las mías de amapola.
Se meten al horno precalentado a 220 grados y los horneamos calor arriba y abajo unos 10 minutos, veremos que adquieren un color dorado.

20130514-002004.jpg
Para las hamburguesas:
500 gramos de carne picada, a mi me gusta 3 partes de ternera por una de cerdo. Y me gusta que me piquen un trocito de jamón serrano.
Ajo en polvo
Pimienta molida
Sal

Hacemos bolas como para albóndiga grande y a la plancha. Yo la chafo con una cuchara y quedan los bordes irregulares. Si quieres redondo perfecto, pon un aro de emplatar en la sartén, y pon dentro la carne. La chafas igual y quita el aro cuando le vayas a dar la vuelta.

A nosotros nos gusta poner tomate en rodajas y un poco de lechuga variada.
Ketchup, mostaza, mayonesa…a tu gusto.

20130514-002452.jpg
¡A disfrutar!

Sorteo del blog Holamama

Hola!
Este finde hacen un sorteo en uno de los blogs por los que me suelo pasear.
Siempre me ofrece ideas para fiestas, manualidades, decoración…y además de vez en cuando muestra sitios preciosos que rápido pasan a formar parte de mis paseos virtuales.

20130512-103028.jpg
Si os animáis a participar este es su enlace al post del sorteo.
Desde luego el premio merece la pena, si entráis en la tienda que tienen y os gustan las manualidades, estáis perdidos. Es todo precioso.
Avisados quedáis.
Besos.

Ensalada ¿caprese?

Me encantan los días largos y luminosos. El calorcito que llega, sin ser excesivo…
Me gustaría esa eterna primavera tantas veces mencionada y tan pocas veces disfrutada. Porque este año lo que es disfrutar, los vendedores de paraguas si acaso. El resto bastante hartitos de tanto chaparrón y para el otro no hay paraguas que valga. Ya nos tienen bastante remojaos .En fín, volvamos al buen rollo que me desvío.

20130512-100901.jpg

Época de ensaladas, sin duda ya apetecen. Ésta es una de mis imprescindibles, fácil, rápida de hacer y riquísima. Yo le he añadido el aguacate, suele estar presente en casi todas las ensaladas que preparo. En casa nos gusta mucho.
Es una lástima que no la podáis oler, la albahaca fresca inunda toda la cocina. Hace un mes que compré la planta y tras varios achuchones ha salido fortalecida…de momento. Ya os la enseñaré, hoy no tenía el día fotogénico.

20130511-171156.jpg

La receta…

20130511-171526.jpg

20130511-171729.jpg
¡A disfrutar!

Cómo transformar un tubo de Pringles en un jarrón (tutorial)

20130508-095423.jpg

Hola, hoy os muestro cómo he hecho este par de jarrones partiendo de dos tubos de cartón, uno de patatas y otro de un puzzle.
Quería poner algo que animara un rincón del salón y además fuera en tonos turquesas.
En plena mudanza que estamos, encontré los tubos. De esos que una guarda por si acaso…

Y mira tú por dónde les llegó el momento.
Tenía un papel muy chulo de los colores que quería, el dibujo tiene un ligero relieve que recuerda al terciopelo. La única pega, que era bastante rígido. Pero la verdad es que al aplicar el pegamento en barra se ablandó lo suficiente para manejarlo bien.

20130508-102309.jpg

Aquí una fotos del cambio.

20130508-100553.jpg

20130508-100706.jpg

Primero marcamos la cantidad de papel necesaria para rodear el tubo completo y nos sobre entré 1 y dos centímetros. Por arriba deben sobrar 4 ó 5 para doblarlo y nos quede el borde más limpio. Y cortamos el papel.
A continuación le ponemos pegamento al papel y al tubo, y lo pegamos. Lo que nos sobra por arriba lo cortamos perpendicular y sin llegar al borde y vamos pegando los trocitos al interior del tubo.
Para forrarlos a mí me ha venido bien tomar de referencia la base del tubo, pues tiene un reborde metalizado que sirve de guía a la hora de pegar el papel y quede recto.
La forma de hacerlo es bien sencilla, el único consejo es no tener prisa. Pegar despacio corrigiendo si nos torcemos y poco a poco repasando con la mano la zona pegada para evitar burbujas de aire que afearían nuestro jarrón
A continuación las flores, yo he puesto varas de árbol cortadas y les he pegado algún pompón .
Por sí alguien no sabe hacerlos, aquí lo podéis ver

20130508-101959.jpg
Después los he pegado con cola caliente a las varas. Éstas las compré en el bazar chino de debajo de casa. Eran largas, las corté para adaptarlas al tamaño del jarrón.

Espero que os gusten.
¡Hasta pronto!