Tabulé

20130701-171752.jpg

Bueno, por fin, parece que el calorcito ha llegado. Algunos ya teníamos ganas.
Este plato es perfecto para una comida o una cena veraniega. Es recomendable prepararlo con antelación para que se impregnen bien los sabores en el bulgur. Y lo comemos bien fresco. Resulta muy ligero y refrescante, tanto por el zumo de limón como por la hierbabuena.
El origen de esta receta está en el Líbano y su ingrediente principal es el bulgur, que se hace a partir del trigo, pero con un tratamiento especial. Se cuece a medias el grano del trigo y se deja secar, posteriormente se parte. El grano más grueso se utiliza para el pilaf y se cocina como el arroz, y el grano más fino para el tabulé o tabbuleh.

20130701-172529.jpg

Para preparar mi tabulé, necesitamos:

-200 gramos de bulgur
-10 tomatitos cherry cortados en cuartos
-250 ml de caldo de verduras
-un puñado de aceitunas negras sin hueso
-el zumo de un limón
– media cebolla picada
-hierbabuena
-perejil
-sal
-aceite de oliva virgen
-pimienta negra molida

20130701-173149.jpg

La forma de hacerlo es bien fácil, ponemos a hervir el caldo y añadimos el bulgur (he seguido las indicaciones del envase), que recomendaba mantener el hervor 10 minutos. A continuación, añadimos un chorrito de aceite de oliva y revolvemos. Cuando esté templado, echamos el resto de ingredientes y lo mezclamos todo bien. Dejamos que se enfríe y lo metemos al frigorífico un par de horas por lo menos. Si lo hacemos de un día para otro, estará más rico.

20130701-174122.jpg