Cómo hacer tu pulsera con cuerda trenzada

Hola, hoy otra pulsera para lucir este veranito. O lo que quiera que sea que tenemos. Vaya frío…

20130622-100910.jpg
Esta vez con cuero trenzado, yo he elegido el color blanco, pero hay varios tonos para escoger.
Otro día os enseño otra que he hecho en rosa, que ha quedado muy chula también.
Hacerla es muy fácil. En apenas 10 minutos, la tenemos lista.

20130622-101200.jpg
Estos son los materiales que necesitamos:

-35 cms de cuero trenzado
-un sistema de cierre, el mío un imán en forma de bola
-los adornos que queramos poner, (comprobad que pasan por la cuerda)
-adhesivo de contacto
-tijera

20130622-101731.jpg
Pasamos los adornos al centro de nuestra pulsera, el mío tiene una pieza a la que se le añade un colgante con una arandela. Me he ayudado de un alicate pequeño para abrir la arandela, introducir la lentejuela, y engancharla.

20130622-102056.jpg
A continuación, pegamos los extremos de la cuerda a sus respectivos cierres con adhesivo de contacto. Si va un poco justo, girad la cuerda como si hubiera rosca. Lo dejamos el tiempo que nos indique las instrucciones del pegamento y ¡lista!

20130622-104938.jpg
¡A lucirla!
Si queréis otra idea de pulsera aquí la tenéis. Esta es de cuero y perlas.

Anuncios

Cómo hacer una pulsera con cuero y perlas

He de reconocer que no suelo llevar muchos complementos, pero la llegada del buen tiempo cambia un poco mis aderezos. Añado color al vestuario, un reflejo un poquito más claro y pulseras por doquier. Me gustan mucho, así de cuero y de colores. Son sencillas, pero le dan un toque especial al vestuario.
Hace muchos años que descubrí el mundo abalorios, y a pesar de que no hago tantas cosas como en mis comienzos, aún sigo haciendo alguna cosilla.
Esta pulsera de hoy es muy básica, tanto de aspecto como de dificultad. No tiene ninguna y sin embargo, me parece muy chuli. Va con casi todo, así en color cuero. También se puede hacer de colores, hay muchos tonos de hilo de cuero.
image

Para hacer la pulsera he utilizado un metro de hilo de cuero natural, sin teñir. Lo he cortado por la mitad y he seguido la secuencia que ilustran las fotos. He puesto una perla en el centro de uno de los hilos y he hecho un nudo a cada lado con las dos cuerdas a la vez. A continuación, he metido una perla a cada lado de la central. En el hilo que va quedando más largo, nudo a continuación y perla a cada lado. Así con cada una de las 5 perlas.

Cuando la tenemos, hay que cortar los hilos a la medida adecuada a nuestra muñeca. Y procedemos a colocar el cierre. El que he elegido es muy fácil de colocar. Basta con pegar con adhesivo de contacto la punta de los hilos, e introducirlos en el agujero del cierre. Haciendo un ligero giro como si fuera una rosca. Lo dejamos secar, y ¡listo!
Ojo con el adhesivo de contacto, oscurece el cuero impregnado y no se va al secarse. Aplicar con cuidado y sólo en el trocito del cuero que quede dentro de la pieza de cierre.
Veréis que lleva una arandela para sujetar el cierre, se coloca con un alicate pequeño. La abrimos un poco, se coloca el terminal, y cerramos la arandela.

20130615-111654.jpg

20130615-112619.jpg

20130615-111733.jpg

20130615-111746.jpg

20130615-111754.jpg

20130615-111807.jpg

20130615-111814.jpg
Ya está terminada nuestra pulsera veraniega. Otoñal, primaveral…
¡A lucirla!