Cake de plátano (Desayuno de domingo)

Hace algún tiempo que compré el libro de Peggy Porschen “Boutique de pastelería”, y esta receta me entró por el ojo nada más verla. La verdad es que no se muy bien el porqué. Si no tiene chocolate…bueno sí lleva, pero poco ;)
El bizcocho del libro lleva un glaseado de plátano por encima que he omitido, en casa no nos van mucho.
El libro está lleno de tentaciones, sobre todo cupcakes y galletas.
Aprovechando el verano voy a hacer unos desayunos especiales de domingo, y este va a ser el primero.

20130704-183223.jpg

Para hacer este cake de plátano necesitamos:

-100 gramos de mantequilla
-200 gramos de azúcar moreno
-1 cucharadita de canela molida
-2 huevos medianos
-300 grs de plátanos maduros(4)
-1 cucharadita de levadura química
-180 gramos de harina
-75 gramos de chocolate negro en pepitas
-80 gramos de nueces picadas gruesas

20130704-184334.jpg
El resultado es un bizcocho muy jugoso y rico. Es distinto, con intenso sabor a plátano y un toque a canela. Las nueces lo completan fenomenal.

20130704-184914.jpg

La forma de elaborarlo:
Encendemos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo.
Batimos muy bien los huevos con el azúcar. A continuación añadimos la mantequilla ablandada y la canela. Mezclamos bien.
Chafamos bien los plátanos y les añadimos el chocolate y las nueces y lo vertemos todo junto a la masa.
Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos poco a poco al resto de ingredientes revolviendo bien hasta que estén completamente integrados.
Engrasamos un molde de cake con un poco de mantequilla y echamos nuestra masa.
Lo metemos al horno a 170 grados durante 40 minutos. Cada horno es distinto, vigilar a partir de los 35 minutos para que no se queme. Antes de sacarlo del horno, pinchamos con una brocheta y si sale limpia, ya está hecho.
¡A disfrutar!

Estreno

Bienvenidos a Pintando las nubes.
Un café y un buen bizcocho es lo que os traigo en mi primer post.
Soy completa novata en estos lares, pero con ilusión y muchas ganas espero ir aprendiendo poco a poco.
Me encanta visitar blogs, sobre todo relacionados con temas culinarios. Y también de decoración, y manualidades. Tantos proyectos por hacer, me falta tiempo…
Intento mostraros algunas cositas que me salen bien y otras preciosidades que descubro por la blogosfera, talento no falta desde luego allí.
Llevaba mucho tiempo pensando en crear un blog pero me parecía que no iba a estar a la altura de los que me gusta visitar , me asusta la cantidad de trabajo que supone, la fotografía…en fin, un poco todo, y lo fui dejando pasar. Hasta que un día pensé en que podía verlo como un cuaderno personal donde poder anotar mis recetas favoritas, mis primeros pinitos en fotografía, y guardar los proyectos que me gusta hacer, los lugares por los que paseo y por los que aprendo infinidad de cosas.
Y aquí estoy, encantada de ofreceros algo dulce para empezar. Es mi modesto homenaje a webos fritos. Uno de los primeros blogs que descubrí y que todavía me tiene fascinada tres años después. Es imprescindible la visita. Si probáis, tanto el bizcocho como el blog, pasarán a formar parte de vuestro recetario. Esta receta de Su, es su bica bicolor, a mí me encanta esta versión sin chocolate.
Recién hecho está rico, pero según pasan los días está mejor aún. Eso si llega al tercero, en casa es complicado. Lo devoran.

 

20130508-172238.jpg

 

Receta

400 gramos de harina
400 gramos de azúcar
4 huevos L
200 gramos de nata
200 gramos mantequilla fundida
2 sobres de gasificante de repostería

Batir los huevos con el azúcar, añadir la mantequilla, batir bien.
A continuación, la nata y la mezclamos.
Por último la harina y las gaseosillas.

La masa queda bastante densa y sale un bizcocho grande, yo utilizo un molde de 35 por 20 y 6cms de alto, y queda justo.
Meter al horno caliente a 210 grados, y bajar la temperatura a 170 al meterlo. Yo lo tengo unos 45 minutos, pero hay que vigilar al final según hornos, no se queme.
¡A disfrutar!