Cómo hacer una hamburguesa casera…

He de confesar que las hamburguesas nunca me han llamado la atención. Si había que comer, pues se comía. Muy de cuando en cuando, no le hacía ascos pero entusiasmo tampoco.
De un tiempo a esta parte, las hacemos en casa y la cosa cambia. Y mucho. Ahora se ha convertido en una cena especial. Unas pataticas, una cerveza bien fría y ¡a disfrutar!
A todo esto hay que añadir el saber lo que comemos, que no es asunto baladí… La carne picada envasada siempre me ha dado cierto repelus, el porcentaje ése de colágeno que pone que tiene no lo termino de visualizar ( bueno sí, pero mejor me lo reservo). Y no te digo nada desde que aparece carne de caballo donde dice que hay ternera, o donde debería haber pollo.

20130513-234509.jpg

La receta del panecillo es de Richard Bertinet, de su pan blanco.
Con las medidas que os pongo hice dos baguettes, una espiga mediana y los dos panecillos.
Este pan es pan normal, no es bollo. Solo que lo que varía obviamente es la forma que le demos.

Para los panecillos necesitamos:

500 gramos de harina de fuerza
350 gramos de agua
10 gramos de levadura fresca de panadero
10 gramos de sal

Yo amaso con Thermomix, pero se puede hacer igual a mano. Se pone en un bol amplio la harina, se desmenuza la levadura, se añade el agua templada y la sal y se amasa bien hasta que adquiere un color brillante y de aspecto liso. Se puede añadir un poquito más de harina si vemos que nos resulta muy pegajosa, pero con tiento. Si nos pasamos de harina la masa quedará dura.
En internet hay muchos tutoriales que enseñan a amasar.
Una vez hecha la masa, la tapamos con film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Entonces, enharinamos ligeramente la encimera y ponemos la masa. Amasamos un poco más y hacemos las porciones de la masa. Mis panecillos eran de unos 100 gramos cada uno.
Les damos la forma y los colocamos en la bandeja de hornear separados unos de otros. En el segundo levado vuelven a crecer y en el horno también. Los tapamos con un paño y los dejamos hasta que vuelvan a doblar su volumen. Los míos tardaron 1 hora en cada levado, pero depende del calor que tengamos en la cocina. Con un pincel mojado en agua, pinta la superficie del panecillo y ponle semillas a tu gusto. Las mías de amapola.
Se meten al horno precalentado a 220 grados y los horneamos calor arriba y abajo unos 10 minutos, veremos que adquieren un color dorado.

20130514-002004.jpg
Para las hamburguesas:
500 gramos de carne picada, a mi me gusta 3 partes de ternera por una de cerdo. Y me gusta que me piquen un trocito de jamón serrano.
Ajo en polvo
Pimienta molida
Sal

Hacemos bolas como para albóndiga grande y a la plancha. Yo la chafo con una cuchara y quedan los bordes irregulares. Si quieres redondo perfecto, pon un aro de emplatar en la sartén, y pon dentro la carne. La chafas igual y quita el aro cuando le vayas a dar la vuelta.

A nosotros nos gusta poner tomate en rodajas y un poco de lechuga variada.
Ketchup, mostaza, mayonesa…a tu gusto.

20130514-002452.jpg
¡A disfrutar!

Anuncios

Pizza casera

Esta pizza casera está que quita el sentío
Ya se que da pereza, incluso repelus la masa, pero la recompensa será muy grande.
Como todas las masas que requieren fermentación necesita un poco de planificación, pues hay que esperar a que leve la masa. Por eso tenemos que preparar la masa un par de horas antes del momento en que la vayamos a comer.
El relleno que yo he puesto es jamón y mozzarela con huevo, pero esto depende del gusto de cada uno…imaginación al poder.

20130418-194214.jpg

Vamos con la receta,

Para la masa necesitamos:

500 grs de harina de fuerza
250 grs de agua
50 grs de aceite de oliva
15 grs de levadura fresca de panadero
30 grs de sémola de trigo
Sal y una pizca de azúcar.

He de confesar que amasa la Thermomix, pero no es indispensable. Se puede amasar a mano.
Primero pongo los ingredientes líquidos, y los templo a 37 grados. Eso me permite utilizar poca levadura sin tener que esperar demasiado a que leve la masa. Esto ya es personal, (a mí no me gusta el sabor que da el exceso de levadura). Para esta cantidad de harina se podría poner el cubito entero, y el tiempo de espera sería menor.
A continuación pongo la levadura desmenuzada, después la sal y el pellizco de azúcar.
Después la harina y la sémola. Amasar bien, si hace falta añadir un poco más de harina. Dependerá de la absorción que tenga, cada harina absorbe distinta cantidad de agua. Si no lo precisa, no añadimos más.
La masa tiene que quedar manejable, no pegajosa y lisa. Una vez preparada, la metemos en un recipiente amplio y lo tapamos con papel film.
Esperaremos hasta que doble su volumen, una hora aproximadamente. Si el lugar donde esté reposando es cálido, levará antes. Si hace frío, tardará más.

Una vez levada, la dividimos en dos partes. Nos salen dos pizzas hermosas. Y con la ayuda de un rodillo la estiramos para que quede bien fina.
La ponemos en la bandeja donde la vayamos a hornear y la volvemos a tapar con film durante unos 20 minutos más.
Encendemos el horno a tope, 250 grados y preparamos el relleno que queramos.

Para la Bismark necesitamos mozzarela fresca, jamón, huevo, salsa de tomate, y orégano.

Pasados los 20 minutos quitamos el film y ponemos un poco de salsa de tomate bien extendida por encima de la masa estirada, después el jamón, la mozzarela fresca troceada y el orégano.
Al horno a 210 grados durante 12-15 minutos, sacamos la pizza y le ponemos el huevo con cuidado intentando que se quede en el centro de la pizza y la volvemos a meter en el horno otros 5 minutos al horno. La clara se cuaja y la yema se queda líquida.
¡ A disfrutar!